ENRÉDATE

Publicado el

Enrédate…

Tenía preparada una gran reflexión que acompañara esta palabra, pero ante las grandes paradojas que esconden ciertos términos, unos puntos suspensivos siempre es la opción más acertada.

Enrédate…

Pues sería una gran incongruencia que yo que sé lo que es asfixiarse con «belleza», vaciarse de «generosidad» y amarrarse por «amor», te dijera que no lo hicieras. Así que si,

Enrédate…

Cuanto más fuerte mejor, no escuches a nadie, abandona todo y olvídate hasta de tí.

Enrédate…

Porque esa es la única manera de aprender a desenredarte por fin.

 

 

Cámara y amor!!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *