MAKING OFF (20): A VECES ES MEJOR NO DECIR NADA

Publicado el

Me reconcilié con el silencio a base de cagarla. Que si no dices nada reprimes y si lo dices todo acojonas.

A veces es mejor no decir nada…

Aprender a callarse, creer en el poder de la mirada y confiar en que el silencio susurrará la verdad en los oídos de quien la quiera escuchar. Que cuando el miedo ensordece los tímpanos, no sirve de nada hablar.

Por eso a veces es mejor no decir nada…

Y mientras el silencio hace su trabajo, yo mato el tiempo así, escribiéndolo todo, pero sin decir nada. Creando un nuevo idioma que puede que alguien más entienda porque sí. Porque aprendí que hasta la música sabe que las mejores melodías están llenas de silencios, que las palabras pierden fuerza cuando no se escucha al corazón y que no saber utilizar el verbo no cambia lo que soy.

Y entonces entendí que a veces es mejor no decir nada…

Que las cosas más bonitas se dicen en silencio, con los ojos cerrados y callando a la razón. Me reconcilié con el silencio para escuchar de corazón.

Así que créeme, a veces es mejor no decir nada, al menos hasta que estés dispuesto a entenderlo todo.

 

 

 

Cámara y amor!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *